Sencillamente inadmisible, la agresión a Feliz Vinicio Lora

lunes, 29 de marzo de 2010

Resulta que los venezolanos y una cubana que producen y conducen el programa "Los Dueños del Circo", por Digital 15, en momentos críticos como los que atraviesa Lora, se atrevieron a burlarse de su estado.

En muchísimas ocasiones, a la hora de reclamar y poner en práctica sus derechos, el periodista dominicano actúa más en función de marketing que otra cosa.Y es que un comunicador criollo que es atropellado, digamos por una autoridad, encuentra un chance de proyectarse, y si es en el papel de víctima, mejor.En lo particular, estoy de acuerdo con que no se deje pasar ningún abuso a los informadores. De esta manera, se frena la posibilidad de que esas eventualidades se conviertan en hechos habituales.Ahora bien, resultaría incongruente que el interés clasista que motiva acciones solidarias, pero que de una u otra forma gravitan en el campo político, no se manifieste de igual manera ante agresiones reales contra colegas que ejercen dignamente.La motivación de este introito es demandar una respuesta contundente ante el atentado alevoso a su condición humana de que es objeto Félix Vinicio Lora, presidente del gremio de periodistas especializados en la crónica artística, ACROARTE.Resulta que los venezolanos y una cubana que producen y conducen el programa "Los Dueños del Circo", por Digital 15, en momentos críticos como los que atraviesa Lora, se atrevieron a burlarse de su estado.Carcajeándose, y sin ofrecer evidencias, atribuyeron el accidente cerebro vascular del correcto comunicador al consumo de "ciertos estimulantes", y lo que es peor, dando evidencias de un irrespeto total por la vida como don más preciado.Difundieron la información, falsa o no, de que los recursos para ingresar a Félix Vinicio al CEDIMAT, de la Plaza de la Salud, desde el centro médico donde primero fue llevado, no estaban disponibles, y ello motivó más risotadas entre estos seres deshumanizados.Muy desenfadados, expresaron sin rubor su desaliento "porque yerba mala nunca muere", y el espectador simplemente no podía creer que se pueda llegar a tal grado de degeneración.Hemos visto que resulta sencillo listar decenas y hasta centenares de periodistas para condenar, e incluso descalificar, a las autoridades con las que algún colega confronte en su labor de día a día.Sin embargo, entiendo que ataques como los de estos inmigrantes a Lora, transmitidos por una televisora de alcance mundial, merecen ser enfrentados con el mayor rigor.Además de que esta actitud es malsana y contradice las normas y principios de la comunicación social, constituye un desafío inadmisible en nuestro propio territorio.¿Alguien se imagina que un comunicador dominicano, inmigrante en México, Venezuela o cualquier otro país, tendría la posibilidad de salir ileso y mantenerse en ejercicio si agrede así a un periodista local, y más aún, dirigente gremial? (Escrito por Johnny Arrendel).

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
 
 
Belleza (1) Eventos (1) Farandula (1) HRCSD (1) Internacionales (2) Locales (2) Música (2) TV (1)

Suscripción al Email